Posteado por: jose | octubre 26, 2016

Necesito que me busques jurisprudencia sobre…

Cada vez que escucho la frase “necesito que me busques jurisprudencia sobre…” sé que me voy a pasar un rato largo buceando por el CENDOJ o por la base de datos que tiene contratada el despacho. En mis temas no suelo mencionar jurisprudencia, al menos no anuncio que voy a decir jurisprudencia, salvo en temas concretos, simplemente dices la legislación, la doctrina y poco más; todos sabemos que 12:30 minutos no permite irse mucho del objeto principal del tema.

En los despachos pasa todo lo contrario; cuando se ponen a discutir sobre algo siempre acaba saliendo la expresión: “hay que ver que dice la jurisprudencia”. Para mí, esto es un contrasentido brutal, llevo años asumiendo que la legislación es el santo grial, para discutir tienes que saber la ley, sin embargo, en el mundo de los abogados el santo grial es la experiencia personal y la jurisprudencia. No hay escrito que no lleve citas o referencias jurisprudenciales y lo mejor de todo es que encuentras sentencias en todos los sentidos.

El dominio de las bases de datos tendría que ser una asignatura de la carrera; es un auténtico arte buscar sentencias. Personalmente soy bastante malo buscándolas pero, al menos, ahora ya soy capaz de encontrar aquello que busco aunque ello suponga que un escrito me lleve media mañana.

Las resoluciones de DGRN y del TEAR son un mundo que merecen una entrada para cada una de ellas…

Sed buenos

XOXO

Anuncios

Responses

  1. Me pasa lo contrario. Yo empecé ejerciendo (si se le puede llamar así ) para ahorrar unas perrillas para la oposición. Me acostumbré tanto..que no hay tema en el que no meta jurisprudencia (si no viene de serie, se la añado yo xD)

    Son dos mundos taaaan distintos…

    Mucho ánimo, fenómeno!! No habrá nada que se te resista.

  2. Me están encantando estas entradas!

  3. Media mañana! Yo he pasado mañanas enteras buscando jurisprudencia con la que apoyar mis argumentaciones.
    Conste que to tampoco tengo más base de datos que el Cendoj…
    Pero sí, el ejercicio de la abogacía te demuestra que la oposición, aparte de saberte códigos y códigos de memoria, para mucho no sirve…
    Ánimo!


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: