Posteado por: jose | julio 16, 2013

16 de julio de 2013.

Decir que estoy triste es poco, decir que estoy decepcionado es poco, decir que estoy frustrado es poco, decir que me lo he replanteado todo es poco…hice lo que siempre dije que no haría nunca, me he retirado del examen…lamentable.

“¿Hace mucho calor,no?…No hace calor Jose, eres tú…tranquilízate”; esta es una de las muchas conversaciones que tuve con mi amado hermano mientras caminábamos por las calles de Madrid horas antes del examen.

La última semana de estudio no fue nada bien, apenas pude estudiar y mi maldita mente me provocó una gastroenteritis aguda, perdí 4 kg en 4 días, nunca me había pasado algo así.

En la entrada del TS me encontré algo que no me gustó un pelo, un grupo de unos 7 u 8 jóvenes que tenían toda la pinta que ir de público al TS; mi hermano me preguntó si estos también se examinaban y yo le contesté que no, nadie iba de traje, que irían a ver los exámenes…en mi fuero interno rezaba para que se quedasen en el otro tribunal y no en el mío, pero sabía por como me miraban y cuchicheaban que me iban a escuchar a mi…

En la puerta del tribunal también había cambios, no estaba un chico que lleva examinándose delante mía 3 años…supongo que aprobó secretarios, si me lees mi más sincera enhorabuena, eso tampoco me gustó…como saben los que me conocen bien, no me gustan los cambios, los cambios me ponen nervioso, si algo no está pasando como mi mente dice, malo y me pongo más nervioso.

Soy el segundo de la tarde y el chico que cantó antes que yo no lo había visto nunca, entra y empieza a exponer, reconozco el tema, es el del tribunal de justicia de las comunidades europeas, se lo comento a mi hermano y este me responde: “joder, si escuchando sólo una frase ya sabes que tema es no tienes que estar nervioso, josiño es sólo un trámite…”

Eso me relajó un poco y confiaba en que el chico iba a cantar todo el examen lo que me daba una hora para senerarme, pero para mi sorpresa sonó la campana, sólo cantó constitucional y eso me cogió desprevenido mirando por la ventana el patio interior del TS.

El ujier gritó mi nombre, miré a mi hermano a los ojos, me abracé a el y entré con los ojos vidriosos…

Sigue el ritual, saco las fichas y los temas me los sé: elecciones, capacidad de obrar, donaciones, error y aborto…suspiro y me relajo…le digo al presidente que no voy a cambiar ningún tema…salen y empiezo a hacer el esquema…entra el tribunal…mientras se sientan me lleno el vaso de agua…se escucha “audiencia pública” y me acuerdo del grupo y entran, tardan en sentarse,no me atrevo a mirar hacia atrás, me hundo…no me han dicho si me importaba que entrasen a oírme…

Es un acto público y no me tienen que decir nada, pero hay esa ley no escrita de acercarse al opositor y preguntárselo, ellos van de paseo pero yo me juego el año y deberían tener eso en cuenta. Ellos no tienen la culpa de mi suspenso, no es una excusa, pero hubiese preferido estar sólo o como mucho con mi hermano dentro.

Empiezo la exposición, miro el reloj y han pasado 5 minutos, me pongo nervioso es un tema largo y voy muy retrasado, empiezo a cantar el art 68,69 de la Ce´78, me doy cuenta de que me he equivocado en una cosa…una miembro del tribunal me mira con cara de circunstancia…el presidente apoya la cara en la mano…”me van a echar..me van a echar”…miro mis notas, me recompongo y paso a la siguiente pregunta, no explico bien las juntas electorales…intento reconducir el tema…miro al tribunal…me retiro…

Salgo y mi hermano me dice: “¿qué ha pasado?” “…nada, suspendí…”; me siento en un banco y rompo a llorar, el no sabe que hacer y simplemente me dice que me esté tranquilo.

“Todo un año de estudio para 5 minutos de examen…” es lo único que soy capaz de decir.

Hablando con padres, hermano, novia y preparadores he llegado a la conclusión de que no es un problema de conocimientos, me sé el temario, es un problema de miedo al tribunal; como me dice uno de los preparadores tengo que desacralizar al tribunal, en más de una ocasión, hablando de esto me dicen: “simplemente son personas que probablemente en este momento saben menos derecho que tú”.

Me he tomado unas largas vacaciones, necesito resetear el cerebro y cambiar de actitud, voy a intentarlo una vez más y sobretodo buscar ayuda para superar el miedo al tribunal.

Mi historia no es muy diferente a la de muchos opositores, por eso pienso que los que aprueban rápido tienen mucha suerte, porque llega un punto de la oposición en que todo lo que ocurre es responsabilidad tuya, no se lo puedes achacar a la inexperiencia, falta de tiempo o juventud y eso pesa mucho.

Anuncios

Responses

  1. Hola. Perdona mi ignorancia, pero ando un poco perdida en el tema. Me gustaría estudiar la oposición algún día y no tengo ni idea de qué se tiene que hacer, una vez que se acaba el Máster de derecho. ¿Podrías decirme, por favor, si necesito obtener el Doctorado o tener un mínimo de experiencia en el ejercicio de la abogacía? También quisiera que me comentaras el tiempo que se tarda en acabar la oposición (por lo general). Un saludo y suerte para tu oposición.

  2. Mucho ánimo! No puedo decirte que entiendo por lo que estás pasando porque aún no me he examinado, pero si puedo ponerme en tu piel. Descansa desconecta y intenta pensar lo menos posible en la oposición durante el verano. Un beso!

  3. No he podido reprimir las ganas de escribirte. Me siento plenamente identificada con la sensación que describes en el post, porque a mi, justamente hace un año, me ocurrió lo mismo:me retiré.

    Dominaba los temas, había hecho un esfuerzo sobrehumano, cambié de preparador, de ciudad, de ambiente…todo por mi sueño. Y, no lo conseguí. Después de ese día decidí que lo mejor era dejarlo, los temas, el examen y mi miedo al tribunal o a lo que quiera que sea me consumió.

    Pasado un año, y con la objetividad que da el tiempo, solo puedo decirte que aún me duele el alma cuando paso (y lo hago todos los días) por el lugar donde quería trabajar, cuando veo las convocatorias…en fin, pero por contra, solo tardé un mes en que me cogieran en un despacho, estoy trabajando y eso, hoy día, es una suerte. Además de que, mucha gente me dice que se me ve mejor (no puedo imaginar en qué estado estaba).

    No quiero aburrirte con mi historia, simplemente quería hacerte saber que lo que te ha pasado nos ha pasado a muchos, que es una sensación horrible que nadie puede entender si no la ha vivido y que se sobrelleva pero no se olvida.

    Solo te deseo que hagas lo que hagas te vaya bien, porque la oposición curte y si lo consigues (cruzo los dedos para que así sea) será genial, pero si no, hay más vida más allá de los temas y los que hemos opositado marcamos la diferencia 😉

    Un saludo y muchísimos ánimos!!

  4. Mucho mucho ánimo!!!! y ya verás que cuando vuelvas de esas vacaciones vuelves con las pilas cargadas.

  5. Aún no he pasado por esa experiencia de llegar hasta el Trinunal pero tus palabras describen claramente tu angustia, tanto q una es capaz de sentirla. Descansa, pilla fuerzas y vuelve a la batalla dispuesto a enterrar esos miedos con todo el peso de los temas! Te leo en el blog y sé que este es tu sueño, ya llevas mucho camino andado, seguro q todo ira bien! Tiene q ir bien! Mucho ánimo y gracias por compartir tu experiencia.

  6. Te entiendo perfectamente, la sensación de frustración es enorme. Los orales imponen y te hacen muy pequeño. Eso es lo q te dice tu mente. Pero de lo q se trata es de hacerte grande y crecerte en ese momento. Como??? Pues diciéndote a ti mismo q ya eres juez y q solo tienes q demostrarlo. Si te equivocas, como le pasa a muchos jueces, pides disculpas, corriges y continuas. Centrate en acabar el examen y en disfrutar haciéndolo y el resultado vendrá sólo. Si alguien quiere entrar a oirte, q entre y vea que bien lo haces. Debes luchar contra ti mismo, conviértete en tu mejor amigo. Anímate constantemente. Miedo a los cambios??? Mientras no te cambien de temario lo demás te tiene que ser indiferente. Tienes q confiar en ti mismo. Una compi de mi opo cantaba fatal y mis compis decían q no aprobaría jamás y al final aprobó porque ella confiaba en sí misma. Otra repetía entre dos palabras el ehhhh ehhhh y también aprobó.
    Al final de tantos años…lo imp no es tanto el contenido de lo q cantes si no tu seguridad en como lo dices, tu forma de expresarte, tu templanza. Nosotros nos centramos en el contenido y nos olvidamos de como lo decimos.Nuestra actitud lo es todo. Una actitud derrotista te lleva directo al suspenso. Nuestro papel es convencer al tribunal, no de q ellos nos convezcan a nosotros de q sí merecemos aprobar. Yo en tu lugar trabajaría mas este año tu actitud a la hora de cantar, grabate y al oirte piensa si aprobarías a este opositor. El temario ya lo dominas solo tienes q trabajar tu puesta en escena. Mucho ánimo y confía en ti mismo. Un saludo

  7. No sabes la pena que me ha dado leer esta entrada, tenía un absoluto convencimiento de que la próxima vez que nos contases cómo iba todo dirías que habías aprobado. Estaba segurísima de ello porque aunque sólo nos conozcamos de leernos creo firmemente en que vales mucho y que vas a lograr alcanzar tu objetivo. Mi experiencia ante el TS es muy pequeña como para darte algún consejo que no sepas ya porque sólo he ido una vez y fue visita express por así decirlo, pero he vuelto a sentir las misma tensión que yo llevaba a mi oral de secres cuando he leído tus palabras… Confía mucho en tí porque puedes hacerlo, amas el Derecho y tienes verdadera vocación, con todo eso el aprobado sólo es cuestión de tiempo 🙂 Mucho ánimo, descansa y sigue adelante que estás casi llegando!!
    Un abrazo fuerte 🙂

  8. José… En fin… Llorando estoy porque tengo la misma sensación que tu… Tristeza, desilusión y sobre todo pesadez. Estoy cansada. Sólo puedo decir eso… Nunca he llegado a examinarme pero… Los años pasan y… Cada vez estoy más desilusionada, desanimada… Quiero vivir, quiero sentirme útil y quiero ser feliz. Hoy por hoy ni oposito ni vivo ni nada. Pero quiero seguir… No es miedo a dejarlo, sino rabia y miedo a perder. Miedo a no poder ofrecer más que estúpidos temas…

    Si me lees y quieres hablar… Creo que te saldrá mi mail… Un beso guapo. Y Esos opositores irresponsables y, perdona, subnormales les voy a desear que el dia que se examinan, si es que ese dia llega, se les presenten un grupito de jovenes inexpertos a escucharle sin ni siquiera ponerse en el lugar del que se juega SU VIDA. Que asco de gente.

    Eva.

    • Te respondo porque me parece que eres una infantil enorme. Dices “que asco de gente” (el “qué” lleva acento, por cierto), al referirte a unos oyentes inofensivos. Me pareces una maleducada. Faltas el respeto a unas personas que nada malo -ni ilegal- hacían. Si estuvieras un poco más curtida sabrías que un opositor se tiene que enfrentar a esas y a más cosas. Sólo así será un buen profesional. Y si no es así, no se merece aprobar la oposición. Capisci?

      • Madre mía como está el patio… una chica q está comentando que está hundida y tú contestas de esta manera?

        Todos los que somos opositores sabemos que el examen es público. Es algo que conocemos. Sin embargo eso no quita que el q haya más público sea un motivo de mayor presión, cosa que créeme es lo q menoa necesita aquel que llega allí. Cuando un opositor llega al examen esta angustiado, nervioso y totalmente agotado. No puedes enfrentarte a más obstaculos. Ai llegan unos a verte, tendrás que sobreponerte obviamente, pero no es positivo que tengas q sobreponerte a algo MÁS, aparte de a jugarte toda tu vida a una hora después de años de duro esfuerzo y de sacrificio.

        Que te permitas el lujo de decir q debe saber aguantar algo así, no solo demuestra que no haa opositado jamas sino que además refleja una falta total de empatia.

        Además, es estúpido pensar que si no no será buen profesional. La situación no volverá a ser la misma cuando ejerza. No se jugará todo a un día.

        Y ya para rematar el toque pedante de la falta de ortografía. …

  9. Lamento mucho lo que te ocurrió.Sólo los que hemos pasado por ello,somos capaces de comprender por lo que estás pasando.
    Recapacita,toma distancia y,con perspectiva,toma tu decisión;si sientes en tú interior que tu vida,tú futuro y tús expectatitivas están en la carrera ¡ADELANTE¡,que nada ni nadie te desvíe de tu objetivo.
    Dispones de un bagaje y una experiencia impagableCon tu preparación e ilusión,y además con el apoyo de los tuyos,lo lograras
    Cuenta conmigo para lo que necesites
    Un fuerte abrazo
    Ángel

  10. Mucho animo muchacho que lo que te ha pasado a ti es algo muy frecuente. Es que enfrentarse al tribunal es muy complicado y encima cuando hay publico pues los nervios aumentan, pero lo mas dificil ya lo has hecho que es llevar bien el temario, superar el miedo al tribunal es una tarea psicológica que debems ensayar dia a dia. Sobretodo no te vengas abajo, y cuando te presentes ahi delante piensa, aqui estoy yo, que te equivocas? Pues echale morro y pa lante. Mucha suerte y animos. Una opositora que tambien esta hasta las narices.

  11. Hola!
    Me ha entristecido mucho leer q este año mo ha podido ser. Yo tb oposito, llevo ya casi 4 Añitos de lucha y en poco tiempo me examino ( y tan poquito). Tengo tb muchoa miedos. Miedo a los temas, a no poder con ello, al Tribunal y al q pueda suceder. Supongo q es algo prácticamente innato a todos los opositores. Apenas conozco gente que no haya ido asi. Por lo q cuentas, se te dieron unas cuantas circunstancias desfavorables y eso te llevó a retirarte. Pero sabes q me ha encantado? Que lo reconoces, ya está, has identificado el problema. Vas a buscar ayuda y lo superarás. Estoy convencida. Y con eso ya lo tienes. Una vez que uno se sienta consigo mismo, localiza el problema, lo acepta y sobte todo decide trabajar con él, lo tiene todo ganado.

    Ahora ya sé que tú el año que viene estas seguro entre los aprobados. No me cabe ninguna duda.

    Trabaja ese tema, sigue dominando el temario como ll haces y el año que viene no te para nadie. A X ELLO!!! TU PUEDES Y TE MERECES SEGUIR LUCHANDO Y CONSEGUIRLO!

  12. Lo que te ha pasado es el pan de cada de día en el mundo de muchos opositores que hemos tenido que dejar las opos para luego intentar volver.
    Mi consejo es: no te dediques solo a estudiar la opo, metido todo el dia en una habitacion llega un momento que te sales de la realidad y la presion aumenta más y más cada año que pasa. Deberias plantearte compatibilizar la opo con la abogacia (en la medida de lo posible, ya se que es dificil), una vez que te acostumbras a hablar ante tribunales de justicia para defender a tus clientes vas con mucha más seguridad al supremo y se te rebaja la presión.
    Lo peor que puedes hacer es seguir como si no hubiera pasado nada, porque si pasa. Los que aprueban no saben más que tú simplemente opositan mejor que tú. Yo estoy ejerciendo y veo a los supuesto maquinitas que se sacaron la opo en 3 años y la mayoria “no valen ni para estar escondidos”. Una cosa es cantar los temas en 12 minutos y otras saber ejercer la profesion.
    Sal de la habitación y entra en contacto con la justicia de a pie y luego vuelve.

  13. Te mando muchísimo ánimo. Solamente necesitas un poquitín de confianza en ti mismo. Descansa, desconecta y el próximo año la plaza es tuya!! ANIMO!!

  14. Tienes identificado el problema: La presión del Tribunal. Eso se soluciona. Acude a un profesional y que te ayude, el resto lo tienes hecho. Sal más y vive , eso reforzará tu mente (te sorprenderá, te lo aseguro). Fuerza!

  15. No soy opositor (todavía). Me lo estoy planteando después de diez años de abogacía. En fin, a lo que voy: ha sido conmovedor tu relato, hasta de repente he sentido afecto por tu hermano.
    Pero después de todo… estoy convencido de una cosa: si crees que lo llevabas preparado como para aprobar es que así era, sin duda… el no haber aprobado no era porque no lo llevaras preparado, fue una mala gestión de los nervios/inseguridad. Creo que este es el mejor momento para hacerte aún más fuerte en la próxima oportunidad. No, no lo dejes…
    Andrés.

  16. Ánimo, he sentido muchísimo leer esto. Estoy segura de que puedes hacerlo.

    El tribunal de oposición impone, pero piensa que no tienen nada contra ti y que tu actitud es muy importante, deben verte seguro de aprobar, deben verte seguro de que sabes porque SABES.

    Yo me examiné hace muchos años ya de mi propia oposición (inspectores de Hacienda), aprobé el oral a la primera, y recuerdo que cuando vi que me sabía los temas que había sacado de la bolsa estuve segura de que aprobaría… y así fue. Tienes que dejar que tu seguridad se note, es muy importante.

    Después, hablando a lo largo de los años posteriores con miembros de aquel tribunal que luego han sido mis colegas… te puedo asegurar que no “van a por ti”, al contrario, esperan que les demuestres que puedes, te miran y quieren ver a un futuro compañero. Ánimo, mucho ánimo, si sabes créetelo y que tu aspecto sea el del que sabe. Y si hay gente, ¡anonádalos, coño!

  17. Hace un año que te escribi por primera y última vez, te examinabas una semana antes que yo del tercer examen alla entre mayo y junio de 2012, y suspendiste, se me encogio el alma, porque pese a tener a mi familia, novio, amigos, eras como ese reflejo de espejo, que hace lo mismo que tu, piensa igual que tu y vive las mismas sensaciones que tienes tu. pensé en que como tú, ejemplo de esfuerzo nato no lo conseguiste yo tampoco sería capaz, el miedo me pudo y tuve una sensación de angustia esa ultima semana que a ti te generó gastronteritis, aprobé, no se cmo pero aprobé, por eso, aunque no te sirva de consuelo, nada de lo que te puedan decir, lucha porque merece la pena, y porque tienes cualidades sobradas, aunque tu pienses que con los años las has perdido. serás un profesional como la copa de un pino cuando lo consigas con las mismas tablas y profesionalidad que muchos de mis compañeros de escuela que tardaron más que yo en aprobar, pero que a la larga estamos en el mismo lugar, y ellos con más seguridad porque tienen mejor base. tendrás sensación de angustia el primer día que te sientes, caerás en la monotonía cuando veas los mismos carperis, apuntes, subrayados, intentaras colorear la realidad para no sumirte en la tristeza, pero deberás ser fuerte porque no hay nada imposible en la vida, no le tienes miedo al tribunal, simplemente han sido las adversidades de la convocatoria. relájate, olvídate de todo, que no es tarea fácil, vuelve a encontrar toda la ilusión por la que hace unos años decidiste emprender este camino junto todos los que te quieren y no olvides nunca, que tienes razones sobradas para ser feliz. con oposición y sin ella tienes cosas por las que tu dia a dia merecen la pena. vivelas y no pierdas la esperanza. de valientes es que compartas tu pesar.

    con todo mi apoyo.

    deb.

  18. Acabo de leer tu post y lo único que puedo decirte es que no te rindas!!! si sientes que la judicatura es tu verdadera vocación, entonces no dejes que un examen se interponga en tu meta. Yo también quiero ser jueza y dedico gran parte del día a hacer méritos para poder ingresar al centro de estudios judiciales de mi país. Sé que no va a ser fácil porque los exámenes son orales ante un tribunal y me dan miedo. De todas formas, el miedo no nos lleva a ningún lado por eso haz lo que sea necesario para superar ese obstáculo, creo que algo bueno es apuntarse para dar clases, un grupo de alumnos de la facultad puede ser tan atemorizante como cualquier tribunal.
    Sigue adelante!!!
    Saludos

  19. Me ha gustado mucho leer tu relato, aunque reconozco que se me ha encogido el corazón. Yo soy uno de esos que aprobaron rápido, bueno, en cuatro años, pero que rápidamente se olvidaron del sufrimiento vivido y de esa sensación de pequeñez en la sillita del Supremo. Aunque es normal. Apruebas, sigues rallado con el tema de la oposición pero sigues con tu vida, y a fin de cuentas siempre que sale el tema lo planteas en positivo y con la sensación de dulzura sobre el pasado que te da la perspectiva del aprobado. Pero créeme que te comprendo.
    No sé bien qué decirte, no sé bien qué aconsejarte. Sé que ahora las cosas no son como en mi época, que aprobaba el que simplemente acababa el segundo oral, aún sin nivel, porque no había oposición alguna. Ahora con tan pocas plazas y la incertidumbre sobre las próximas convocatorias, las cosas cambian. Pero créeme, en mi época, todos, absolutamente todos los que siguieron aprobaron.
    Sé que suena raro, pero es así. Si lo tienes claro e insistes y te mantienes positivo, hay recompensa.
    Tú debes tener claro si realmente dominas el temario, si puedes comprimirlo con calidad en las últimas vueltas y si tu literalidad en Penal especial tiene nivel. Si es así sigue. Sigue y sigue, porque aunque tardases diez años en sacártela, compensa. Compensa, créeme.
    Y créeme que la gente que aprueba y va a la Escuela, salvo supuestos raros, es como tú. Tuvieron tus mismas experiencias, tus mismas dudas y miedos. Pero pasaron. Y aprobaron no por ser mejores, no sé si porque superaron sus obstáculos subjetivos o simplemente porque les tocaba, pero desde luego, porque siguieron luchando. En cualquier caso, si crees que puedes sigue sin dudar. Trabaja la presión. Haz simulacros de examen con varias personas. Yo en mi caso, el último año con el preparador hice un grupito y salí muy motivado. Trabaja ese punto y relativiza.
    Aprueba gente como tú, créeme. Incluso gente que por su timidez extraña. Pero es así. No te olvides que en el Tribunal se busca un perfil de persona, e interesa mostrar seguridad. Pero el Tribunal es muy comprensivo, no son tus enemigos. Relativiza, ponte a prueba en simulacros y lucha. Sorprendentemente cuanto apruebes te darás cuenta que no es para tanto. Lo difícil es llevar el temario bien, créeme. Lo otro es puro trámite. Confía el ti. Y mucho ánimo.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: