Posteado por: jose | enero 2, 2012

2 de enero de 2012.

La apariencia lo es todo, por mucho que lo neguemos es la realidad, para abrir la caja, para ver lo que hay dentro, te tiene que entrar por los ojos, triste pero cierto…

Hoy por un motivo totalmente extraopositoril me he acordado de mi examen, no el de la semana pasada, sino de el de la convocatoria pasada, yo soy exactamente la misma persona, mis gestos, mi expresión, mi forma de comportarme, mi forma de hablar es la misma, sin embargo el año pasado no vendí bien el producto.

Mi examen de la semana pasada no fue mejor que el del año pasado, en sentido técnico-jurídico fue peor, recuerdo perfectamente el examen del año pasado, clavando la ley del gobierno y la constitución en el primer tema, clavando los artículos de la accesión y de los requisitos del contrato, dando una lección de la tipicidad, pero fallando en las falsedades…no supe sobreponerme a la interrupción del tribunal y los artículos simplemente se fueron, de poco valió que el presidente me dijera que mínimo iba a sacar un 38…no vendí bien el producto.

Este año no fuí literal, apenas canté el 134 de la ce en la constitución económica con continuas remisiones a las LO del Tribunal de Cuentas; en civil en los arrendamientos para uso distinto de vivienda los expuse de aquella manera, al igual que la responsabilidad civil y las faltas en penal…la diferencia, me sobrepuse sin inmutarme a una nueva interrupción del tribunal en la exposición del segundo tema de civil, me servía agua en múltiples ocasiones sin dejar de hablar, bebí entre cada tema…en definitva, vendí el producto como el mejor de los comerciales.

Entonces por qué el año pasado no y este sí?…pues por la apariencia de serenidad y seguridad, por no dejar de mirar a los ojos del tribunal, por mi total indiferencia ante sus gestos…en otras ocasiones me puse muy nervioso ante sus gestos.

Seguro que compañeros opositores mejores que yo, por el miedo escénico,la tensión o como le queráis llamar han suspendido estando capacitados…me parece injusto.

Otra cosa que me ha exasperado hoy, es la manera en que los demás te pueden llegar a rechazar, al igual que los tribunales que en ocasiones son muy crueles, al no dar explicaciones, al menospreciar a los opositores, habiendo ellos pasado antes por ello.

No son pocos los compañeros que me contaron experiencias desagradables, sinceramente pienso que debería estar prohibido el poder invitar a un opositor a retirarse, cosa distinta es si el opositor se levanta, es su decisión, la decisión más dolorosa y cruel que puede tener que tomar y sobretodo vivir con ella hasta la siguiente ocasión.

Cuando escuchas la campanilla o cuando el presidente te manda parar, te recorre un relámpago que te atraviesa desde la cabeza a los pies, por un instante todo se para…ya he pasado por ello, sólo te queda coger el cronómetro y los folios…a partir de ahí te sientes tonto y sólo quieres silencio, no necesitas consuelos superficiales, ese desierto lo caminas tu y sólo tu.

Hasta que no seamos capaces de valorar a las personas por lo que son y no por su apariencia, hasta que no seamos capaces de pensar dos veces lo que hacemos, sobretodo poniéndonos en la piel de la otra persona, hasta que no dejen de triunfar las personas que sólo piensan en su provecho, que no se molestan en escuchar, que no están cuando las necesitas pero que tienen un buen envoltorio, hasta que no seamos humanos…este mundo estará lleno de gente que camina con indiferencia por la calle, de gente que va con la mirada perdida en el autobús, de gente que paga sus problemas con los demás.

Cada uno es responsable de lo que dice, calla, hace u omite y todo ello tiene consecuencias.

Anuncios

Responses

  1. Salgo de mi lectura opositoril silenciosa de tu blog para discrepar. Nos equivocamos mucho los opositores en lo que comentas. No sólo hay que ser bueno, también hay que aparentarlo. De qué sirve saber los conocimientos técnico-jurídicos si no sabes explicarlos? De nada. Si te paras, te trabas, te pones nervioso, da igual lo que sepas, porque no lo muestras. Para el tribunal no sabes nada. Y de qué sirve saber poco pero venderlo muy bien? Pues de lo mismo, de nada. Nadie aguanta los temas completos simplemente enrollándose y sin contenido. Y con poco que rasquen te pillan.

    Tú mismo has hecho las dos cosas y lo has superado. Y es que la una sin la otra no sirven de nada. Y aunque no lo creas los compañeros que por tensión o miedo escénico o nervios no han aprobado por mucho derecho que supieran no estaban capacitados. No se buscan robots que canten los temas, se buscan personas que sepan derecho y los temas, pero también que tengan tranquilidad, nervios de acero, paciencia, constancia, sacrificio, apariencia… No es sólo cantar los temas. Y me alegro de que sea así porque si aprobamos tenemos en nuestras manos cuestiones muy importantes como encerrar a una persona, custodias de hijos, o dinero. Qué imagen daría un Juez incapaz de controlar los nervios ante un asesino, un maltratador o un terrorista?

    Sobre la crueldad de los tribunales todavía no la he probado, pero no son nuestros padres, si no examinadores. Creo que como dice mi preparador a nuestra generación nos hace falta más “callo”, más dureza, somos muy blandengues.

    Un saludo y una gran enhorabuena por tu aprobado y feliz año

  2. Hola Cuarti, te sigo desde hace mucho tiempo y lo primero de todo, decirte que me encanta tu blog y cómo escribes y que gracias por hacerlo. Pero hoy es la primera vez que discrepo contigo y por eso, me he animado a escribirte (no hay mal que por bien no venga, jeje)
    Cierto es que la apariencia no lo es todo, pero me parece lo más lógico del mundo pedir a un futuro juez/fiscal que se muestre seguro y confiando en si mismo. Qué pensarías como parte, abogado o procurador si vas a un juicio y ves al juez indeciso que le tiembla la voz y amedrentado por la situación??

  3. Hola Sitogr y Carlota

    Lo primero es daros las gracias por leerme.

    Sé que tenéis razón, de hecho, en muchas ocasiones hablando con la gente, les explico, ante sus comentarios de lo difícil del examen oral, que yo me lo tomo como una entrevista de trabajo…te preparas, presentas la solicitud, ellos te dan una cita y en ella tienes que demostrar que estas preparado para el puesto que te ofrecen, si ahí no te vendes con argumentos porque, como bien dices Sitogr, si sólo vendes humos te acaban descubriendo, te rechazan porque buscan a los mejores, cómo es lógico.

    Teniendo esto presente, dependiendo de mi estado de ánimo, me dejo llevar o no por el victimismo y el día que escribí la entrada estaba con la moral muy baja y eso se reflejó en ella.

    Un saludo y espero que este 2012 sea bueno para vosotros.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: