Posteado por: jose | junio 29, 2011

El zulo

No es por nada pero hace exactamente un mes estábamos a 9 horas de hacer el test…no voy a martirizaros con él de nuevo, me acabo de dar cuenta de ello al mirar la hora en el portátil, el tiempo pasa extremadamente rápido.

La semana pasada, al encontrarme mi hermano en la habitación me preguntó todo extrañado: “¿josiño no vas a la biblioteca?”… a lo que le respondí: “No me apetece un carallo, estoy cansado de los Vitrasa (bus urbano de Vigo) y de andar todo el día de un lado para otro, además últimamente no me concentro bien, demasiado ruído y calor”…entonces me replicó: “La verdad es que es un coñazo ir al centro y volver, una cosa,¿ por qué no vas a estudiar a la casa del abuelo, allí estás sólo, sin tv, internet…?”…me quedé mirando para el y de le dije: “pues me parece una idea cojonuda, lo voy a hacer”.

Después de esta conversación, pasaron unos días, concretamente hasta hoy (martes) hasta que trasladé mi oficina a ese lugar y lo que me empujó definitivamente es el constipado que tengo encima por culpa del aire acondicionado mal usado en la biblioteca.

La verdad es que desde que empecé la oposición siempre quise tener un lugar de estudio que reuniese las características de un zulo, con sólo lo necesario para estudiar, es decir, luz, una mesa y una silla, todo lo demás es accesorio…de hecho en múltiples ocasiones se me pasaba por la cabeza “acondicionar” el trastero y encerrarme allí pero nunca me lo planteé seriamente.

Me he decidido a dar este paso por una razón muy clara, estoy cansado de estudiar y quiero aprobar ya y para eso necesito muchas horas productivas de estudio.

Siendo autocrítico he contado como estoy repartiendo las horas del día y estoy estudiando “poco” y eso no puede ser, no pienso seguir autojustificándome diciéndome a mi mismo que es normal que tras el test mi rendimiento baje, como ya he dicho al inicio de la entrada, ya ha pasado un mes, ya no valen las excusas.

Lo bueno que tiene mi zulo es que está a 5 minutos de mi casa, tiene un horario amplísimo y soy su único usuario, por tanto ya no me molestaran los móviles, los taconazos y las que estudian susurrando en la biblioteca.

No sé si me leerá o no la aludida, en verdad me da igual, yo creo que piensa que estoy enamorado de ella porque no paro de mirarla cuando en realidad la estoy poniendo de vuelta y media…mi razonamiento es básico:

1)cada uno usa el método de estudio que más le favorece, está claro que a ella le funciona el repetir constantemente el tema hasta que se lo sabe entero; siendo justos doy fe que la chica estudia mucho y no cambia de hoja hasta que se la sabe al pie de la letra.

2)cada uno estudia en donde mejor se concentra, ella evidentemente necesita silencio y deduzco que por eso va a la biblioteca.

3)lo que no entiendo es que sabiendo que en las bibliotecas se estudia en silencio no lo hace. Es decir, yo también en muchas ocasiones recito mentalmente los temas e incluso a veces muevo la boca pero no necesito susurrar, mentalmente uno sabe lo que está diciendo, básicamente porque tienes que pensar lo que dices.

Su falta de consideración hacia los demás me parece injustificable, si estás en un lugar público tienes que respetar sus normas y la primera y más elemental regla en una biblioteca es la de respetar el silencio, su comportamiento me indigna porque lo que ella aprovecha yo lo pierdo.

Por otra parte, el hecho de trasladarme al zulo tiene su riesgo porque en ocasiones es necesario tener un mínimo de desconexión; hace unos años leí un libro que decía que necesitamos al menos cada 2 horas de estudio 5 o 10 minutos de relajación y si estoy sólo no sé si seré capaz de hacerlo.

De todas formas lo tengo decidido, me traslado al zulo y sólo con los libros y códigos. No sé si os habréis fijado, supongo que sí, pero cada vez que alguien llega a una biblioteca al sentarse sigue el mismo ritual, que también hago yo:

1)pones los apuntes en el sitio.

2)retiras la silla e inconscientemente miras quien está a tu alrededor.

3)te quitas la chaqueta, bueno ahora ya no.

4)te sientas y colocas delante tuya la cartera y apoyas en ella el móvil, al que echas una ojeada antes de volver a bloquearlo.

Estudiar con el móvil delante es imposible, sobretodo si usas como yo intensivamente el dichoso aparato. Pues bien siguiendo el ejemplo de la gran @judginglu el móvil se queda en casa castigado 🙂

Hoy he estudiado bastante después de haber adoptado estas medidas, básicas pero que tristemente las tenía un poco abandonadas, me he sentado y he estudiado 5 horas sin pestañear, he de precisar que me trasladé después de comer, por la mañana fui a despedirme de la biblioteca 🙂

Respecto a mis últimos cantes, se pueden calificar de cantes de transición, el primero tras el test fue bien porque el preparador me preguntó unos temas fáciles y el de la semana pasada fue regular tirando a mal.

Lo digo porque expuse el tema de los delitos de desórdenes públicos y tuve algunas lagunas, no fue un desastre pero hay que mejorar.

Sinceramente estoy seguro de que mi traslado al zulo es una buena idea, ya os contaré que tal me ha ido, mañana no voy a cantar, estoy afónico y temeroso de que de nuevo el aire acondicionado, esta vez del tren, me acabe de fastidiar, por tanto acumularé temas y para la semana llevaré el doble.

Sed buenos.

XOXO

Anuncios

Responses

  1. Vivan los Zulos!! yo aún tengo q encontrar el mío…la verdad es q lo mejor para estudiar es estar en una habitación sin internet, tv, o cualquier cosa q te distraiga, porque cuando se trata de estudiar, hasta la cosa más insignificante te parece lo suficientemente apasionante como para distraerte. jejjeje.

    Respecto a lo de viajar, yo soy como tu, cuando viajo me aplico en refrán de “allí donde fueres haz lo que vieres” para poder pasar lo más desapercibida posible. Odio los sitios creados por y para los turistas, le roban la esencia a los lugares, y aquí en Barcelona de esos hay muchos…De todas formas el programa de radio del que hablo queda lejos de la típica guía de viaje para “guiris” juerguistas.

    Ánimo en el cante. Un beso!

    • ¡hola!

      Veo que no soy el único que escapa de las rutas oficiales y eso está bien 🙂

      Escucharé ese programa y te contaré que tal.

  2. Hola!!

    Me parece muy buena idea el cambio que te has planteado, Ojalá yo tuviera un sitio a donde ir, pues como estudio en voz alta no puedo ir a las bibliotecas y mi casa es una auténtica tortura de lo ruidosa que es.

    Cuando necesites relajarte podrías ir a caminar, así estiras las piernas y coges algo de aire.

    Besos y ánimo.

    • ¡hola!

      Estoy seguro de que mi concentración aumentará bastante 🙂

      Yo a veces también estudio en voz alta, pero es muy duro, mucho ánimo y suerte para el examen, seguro que apruebas 🙂

  3. Hola!!
    Lo primero: lo que me reí con lo de “no me apetece un carallo!” fue total!!! Jajajajajaja.
    Es que tener la biblioteca lejos es un rollo, a mi me queda (a la que voy habitualmente) a 10 minutos andando, si me apuro, 5, tengo mucha suerte!
    Yo intento convertir mi habitación en zulo, aunque a veces no quiero dejar la puerta cerrada porque me parezco una paria solitaria y obligo a toda la gente de mi casa a estar en silencio como en el convento! jijiji
    Por ahora me funciona muy bien el sistema de: blblioteca por la mañana (no puede uno quedarse pasmando, que los demás se dan cuenta jeje) y en casa por la tarde.
    La verdad es que no suelo estudiar en alto (a veces en casa) aunque si me gusta mover los labios y encenificar un poco (procuro no emitir sonidos y no lo suelo hacer si hay gente demasiado cerca a la que puedo perturbar, distrayéndose pensando que estoy loca, xD).
    Ánimo con el cambio!!! Seguro que da sus frutos!!! ^.^
    Un abrazo!


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: