Posteado por: jose | junio 29, 2011

29 de junio de 2011

Balance del día 1 en el zulo: me he hartao de estudiar.

Además del cambio de emplazamiento hoy también he vuelto a un método de estudio que tenía abandonado, salvo para algunos temas en concreto que son superiores a mí, estuve estudiando en voz alta.

Estudiar así tiene una importantes ventajas:

1. estás permanentemente concentrado.

2. mejoras la oratoria, puesto que intentas expresarte bien, que la idea quede clara.

3. te da una sensación bastante gratificante de que te sabes el tema.

No obstante también le veo desventajas:

1. complejo de loro.

2. importante desgaste de voz.

3. se va más lento en los temas.

Estas son mis sensaciones tras el día de hoy, supongo que si repito o adopto este método de estudio acabaré adaptándolo a mis necesidades o simplemente me acostumbraré y acusaré menos el cansancio.

Lo que sí he notado es que en los primeros momentos es que hablaba como si estuviese exponiendo el tema ante el preparador, es decir, hablaba bastante rápido, llegando a un punto en que me daba cuenta de que me comía palabras, algo que no me pasa con el preparador; en ese momento paré y decidí cambiar el método, hablaba como si fuese el profesor dando la clase, explicando las cosas y hablando mucho más pausado, a partir de ese momento me noté mucho más relajado y que asumía mejor los conceptos.

Tras media mañana de estudio ya me notaba un poco cansado de tanto hablar y razonar pero sinceramente creo que voy a seguir estudiando así, pero una cosa está clara, al menos para mí, mis jornadas de estudio tienen que ser mucho más efectivas, no más largas porque el día tiene las horas que tiene, si quiero llevar bien todos los temas que tengo que estudiar semanalmente. Como se suele decir “con paso lento pero seguro”.

Quien fuera mi compañero de colegio y después de habitación en la universidad estudiaba así y la verdad es que siempre sacaba unas notazas, pero eso sí, para saberse todos los apuntes al pie de la letra estudiaba en la universidad como si fuese un opositor…casualidades de la vida, ahora es fiscal.

Otra de las consecuencias de tanto hablar es que hoy he bebido muchísimo, entre lo afónico que estoy y el estar todo el día cantando mi garganta me pedía a gritos agua y más agua.

He visto menos temas de los que tenía pensado, sí me he hecho una programación que ya he incumplido jajajaja…pero siento que he aprovechado plenamente el día.

Mañana más y mejor.

Sed buenos.

XOXO

Anuncios

Responses

  1. Cuarti!!! Yo he estudiado toda mi vida, y cuando digo toda es TO DA, en voz alta. Para mí, es mucho más fácil concentrarme aunque si que es verdad que el cansancio es mayor: tanto físico como psíquico. Si un día de estudio en voz alta te ha cundido y estás realmente cansado, ya verás como descansas/duermes muchísimo mejor.

    Una de las desventajas que le veo, a parte de las que dijiste, es que si sufres de migrañas tienes que tener cuidado pues se pueden accentuar. Una vez te hayas hecho a él, ya verás como estarás muy contento.

    Respecto a lo como cantar, yo creo que es mejor hacerlo de la forma que tu dijiste, no intentar memorizar sin más y exponerlo como si fueras un robot, sino como si estuvieras impartiendo clase. De hecho, yo lo hago así, aunque cuando hay que estudiar penal, es repetir y repetir y repetir sin más y cansa…Vaya si cansa.

    En fin, cuando se me ocurran más cosas te las digo. Besitos!

    • Hola Eva!!

      Hoy estoy cansado, se nota el cambio, espero adaptarme rápido.

      Todos tus consejos son bienvenidos.

      Penal, callado o hablando es un auténtico ladrillo.

      Junto con los de Earnshow tus comentarios son mis preferidos 😉

      Un besazo!


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: