Posteado por: jose | enero 21, 2011

21 de enero de 2011

Son las 3:14 am del día 21 de enero de 2011, hace una semana estaba histérico por la inmediatez del examen y la creciente y asfixiante sensación de no me saber nada.

Las manías de un opositor en ese estado de nervios son incomprensibles para los que nos rodean, en estas últimas semanas perdí la cuenta de las veces que me decían que estaba loco, que esto no es sano, que tire con los libros, que lo que no me aprendí en un año no lo haré en 3 semanas.

Pequeñas manías que sin embargo a mi me tranquilizan y logran recordarme lo mucho que he estudiado y me automotivan.

Cosas como ir leyendo el cc por toda la casa como si fuese una prolongación de mi mano son tan habituales para mí y raras para mi familia que me hacen pensar que ellos son los raros y no soy yo el que está desquiciado.

Las personas que te rodean quieren lo mejor para ti, pero en ocasiones simplemente tienen que confiar en ti, dejarte hacer las cosas a tu manera.

Que el sobreesfuerzo es algo malo, no hace falta que nadie te lo recuerde, lo que ocurre es que esos días uno no piensa en otra cosa, es lo único que te preocupa y siempre me digo, tras el examen tengo tiempo de descansar, pero el cuerpo es sano y a mi me dió un aviso, se me contracturó el cuello de tal modo que parecía que lo tenía soldado a los hombros,no me podía mover.

Te haces el fuerte y dices : “no es nada”, pero sí lo es, de hecho me tuvieron que dar un masaje que me destrozó, me sentía como si me pasara un camión por encima y la cabeza me rebentaba, total que perdí un día de estudio por cabezota.

“Hacen auténticas locuras para seguir estudiando” es una de las frases que siempre se dice de los opositores y a decir verdad algo de razón tienen, por eso mis padres siempre intentan tranquilizarme y decirme que estoy preparado y que debo ir tranquilo al examen, pero en esta ocasión produjeron en mí el efecto contrario, perdí la calma que me caracteriza, me enfadé y discutí más que en toda mi vida junta, veía problemas donde no los había y todo me parecía mal, es decir, me convertí en la versión “grinch” o “toxo” de mi mismo, lo que provocó más conatos de discusiones con los que me rodean.

Especial importancia para nosotros los opositores es la literalidad y para ello necesitamos una buena memoria. La memoria es un elemento fundamental en la vida del opositor,la necesitamos para no dudar y decir sin ningún género de duda que el art 1 de la Constitución de 1978 dice que: “España se constituye en un estado social y democrático de…”; sin embargo algo a lo que no le encuentro mucha explicación es como funciona la memoria; hay cosas que nunca se te olvidan, como conversaciones que tuviste, frases que escuchaste,etc…

Mi memoria es impresionante pero siempre con cosas no jurídicas, puedo recordar perfectamente de manera fotográfica la primera vez que veo a alguien que despues se acaba convirtiendo en fundamental en mi vida, o recordar palabra por palabra una conversación sobre un partido de tenis entre Nadal y Almagro, un partido de fútbol en donde lo importante es un pijama, o sobre lo que te comentan tus amigos sobre sus viajes y lo que me llama todavía más la atención es que esas personas sólo lo recuerdan cuando tu se lo comentas.

Me resulta inevitable pasar por delante de una cafetería y pensar: “ahí estuve yo sentado hace X días con mi amig@ comentando tal cosa o simplemente poniéndonos al día tras un largo periodo de tiempo de únicamente comunicarnos a través del móvil y con la firme convicción de no permitir que pase tanto tiempo sin volver a quedar”.

Desearía tener esa capacidad de retención con los arts del código penal, mi particular enemigo, para que negarlo, no me llevo bien con él, soy civilista, concretamente un Castaniano de pura cepa, todo se construye bajo su esquema de elementos subjetivos,objetivos y formales.

Evidentemente supongo que una posible causa será el distinto estado de ánimo con el que afrontamos las situaciones, cuánto más contento y feliz estés más atención prestas y por tanto los recuerdos se acumulan porque no deseas que esa situación termine,intentas prolongarla; al revés de lo que ocurre con las maratonianas jornadas de estudio en donde deseas que pasen las horas para poder dedicarte a otra cosa, como por ejemplo ver una película con la persona que consigue que todo lo demás sea secundario, aunque no te enterés muy bien de que va y te dediques a criticarla con el único fin de acabar riéndote de los protagonistas o simplemente desconectar del estudio.

Estar concentrado es fundamental para aprovechar las sesiones de estudio.

Todo esto me lleva a la conclusión de que la voluntad, la determinación y la automotivación son esenciales para poder aprobar y seguir siendo tu mismo.

Como siempre digo, los opositores no dejamos de ser personas normales y corrientes a las que nos afecta todo, igual que al resto, todo tiene su reflejo en el estudio y en nuestra vida personal; por tanto, debemos encontrar el equilibrio, como decía la doctrina de separación de poderes:

“Las distintas ramas del derecho (= nuestra vida) no son compartimentos estancos, sino que están intercomunicados y para que no se resienta el equilibrio de poderes (=prioridades) se establece un sistema de contrapesos que suponen un freno a los abusos o excesos de sus titulares.”

Esto si lo adaptas a nuestra realidad implica que hay que estudiar y mucho, pero hay que tener vida personal, pero ninguna de ellas tiene que producir la destrucción de la otra, todo tiene su momento, sólo te tienen que entender y tu entenderlos a ellos.

Del mismo modo que tenemos que respetar y ellos tienen que respetar nuestro espacio privado, esa área en la que nadie puede entrar y que nos sirve de huída, que nos ayuda a recargar las pilas, como puede ser leer el País Dominical tranquilo y relajado después de un largo día de estudio o cante, sobretodo de cante pre examen, realizado en un día distinto del normal y con una carga de temas y de tensión inimaginable para quien no está metido en esto.

El estres y el cansancio provocan malos entendidos y enfados o discusiones a los que se les debe dar la importancia que tienen y analizar sus motivos o causas e intentar evitar que vuelvan a producirse, ya que siempre ocurren con la gente a la que necesitas y que ellos necesitan saber que todo está bien.

Como podeis comprobar, hoy enfoco en un primer plano el aspecto personal y su influencia en el plano profesional o de opositor, pero la realidad es que ambos se intercalan y confunden entre sí, sólo tenemos que intentar que ninguno de ellos nos impida ser felices.

Sin más, simplemente deciros que lo mejor de la vida es que no sabes lo que pasará mañana, por eso hay que vivir el presente, no mirar atrás si no es para sonreir y pensar que el mañana será mejor porque nosotros podemos hacerlo mejor.

Os dejo con esta canción, que estoy escuchando de manera compulsiva estos últimos días.

Anuncios

Responses

  1. Hola futuro Juez!! Me gusta mucho tu blog, relatas cosas de la vida cotidiana de un opositor y como tu bien dices, nadie que no esta metido en esto puede entender, yo tb odio que mis padres estén encima mío dándome “consejos” todo el santo día, no hay cosa que me irrite más!!. Te deseo mucha suerte para la próxima.

  2. Hola!

    He leído tus últimas entradas y hace tiempo que quería escribirte y decirte cuanto siento que no hayas podido aprobar este año.
    No le des muchas vueltas a la cabeza, sólo descansa y tienes ánimo e ilusión continúa luchando por tu sueño.

    Y no te preocupes por las manías y demás cosas, porque les sucede a todos los opositores. Es lo más normal del mundo, no eres un bicho raro, por decirlo de alguna manera.

    La de veces que mis padres me han dicho en estos días pre examen que me lo sabía todo y que hacía falta que repasara todos los temas, como si uno retuviera en la mente con total claridad un tema que hace meses que no repasas…Pero es que ellos no entienden cómo funciona, lo único que entienden es que te pasas 10 horas diarias estudiando y que eso debería ser suficiente.

    Como te he dicho tu ahora descansa y después a seguir para adelante, que es lo que nos queda en esta vida. Siempre seguir para adelante pase lo que te pase.

    Si necesitas cualquier cosa, ya sabes donde encontrarme.

    Muakis

  3. Hola! Yo también te leo habitualmente, esta última entrada me ha gustado mucho.
    Soy una opositora novata, 1 añito y poco, y gallega, pero me da la sensación de que un poco más al norte xD
    Te seguiré leyendo, espero que el año que viene vuelvas a cantar los 5, pero que esta vez el resultado sea positivo.
    Un beso.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: