Posteado por: jose | agosto 21, 2010

21 de agosto

Después de un tiempo sin escribir nada, hoy he decidido poner fin a esta sequía y al entrar en el blog me di cuenta de que una de las razones por las que dejé de escribir es que la apariencia de esta web no era la que deseaba, por ello le di el lavado de cara que podeis observar.

En relación con mis aventuras y desventuras de opositor todo sigue más o menos igual; estudiar, cantar, descansar y vuelta a empezar y así casi sin darme cuenta ya han pasado 2 meses desde el test, lo que significa que el examen oral se acerca más rápido de lo deseado.

La planificación del estudio, como nos decían los profesores en primaria, “progresa adecuadamente”, por ahora, además de estudiar los temas del primer oral también estoy viendo procesal civil y penal, aspiro llegar al último examen y por eso hay que ir adelantando trabajo, sino es muy difícil estudiar todo el segundo oral en unos 4 meses, que más o menos es el intervalo de tiempo entre uno y otro oral.

Sin duda alguna, lo que más me está costando es adaptarme a los 12´5 minutos de exposición por tema, con frecuencia, los preparadores me inciden en que no puedo decir lo mismo que en convocatorias anteriores porque es materialmente imposible; 2´5 minutos de exposición no parece mucho, pero en realidad se dicen muchas cosas y correlativamente también se deja de decir otras tantas.

En mi humilde opinión no le veo nada bueno a este recorte de tiempo en la exposición, si alguién se la encuentra que me lo explique, supongo que esta modificación vendrá dada por la obligatoriedad de la programación semanal de examenes a la que ahora están obligados.

En el último cante, el preparador me dijo que hablaba tan rápido que cuando asimilaba toda la información que le decía, yo ya estaba exponiendo otra; de manera inconsciente intento decir todo porque tengo miedo a que el tribunal piense que no domino, que no soy digno de de aprobar.

Intentaré evolucionar, estoy intentando cantar en casa con el cronómetro para ver en cuánto me quedan los temas, pero no estoy acostumbrado y me canso y pienso que en vez de ser una cotorra andante debería seguir estudiando y abandono esos simulacros domiciliarios y después pasa lo que pasa; una cosa está clara, me guste o no, tengo que exponer los 5 temas en 60 minutos, por eso antes o después, tendré que adaptarme y cuánto más lo deje peor será para mí, no caben más excusas..

Hasta pronto.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: