Posteado por: jose | mayo 27, 2010

27 de mayo de 2010

Como os conté la semana pasada, ayer tuve una clase de cómo contestar los exámenes tipo test, en esencia las pautas que nos dieron son estas:

En todo examén test hay 3 tipo de preguntas:

  • Aquellas que sabemos con toda seguridad la solución correcta.
  • Aquellas no sabemos cúal es la solución.
  • Las dudosas.

Partiendo de esta clasificación, que es evidente, en la primera vuelta del exámen lo que tenemos que hacer es clasificar las preguntas dentro de estas 3 categorías.

Una vez hecho esto y antes de pasar a la segunda vuelta, debemos contar cuantas preguntas tenemos de cada clase; partiendo de este dato tendremos que decidir cuánto arriesgamos en las “preguntas dudosas”.

El verdadero problema, desde mi punto de vista, es saber discernir entre preguntas dudosas y aquellas que en realidad no lo son, eso depende de cada uno y de cuánto domine el temario.

Finalmente pasamos las contestaciones a la plantilla oficial, revisando cada pocas preguntas que no nos hemos equivocado al marcar la opción elegida.

Yo, particularmente, no me pienso arriesgar mucho, porque por experiencia me equivoco más que acierto.

Un dato interesante que nos dieron es que el % ideal de fallos en un exámen tipo test, con penalización por fallos, es del 10%, por tanto no deberíamos pasar, en nuestro caso de 10 fallos.

Después de esta clase, hicimos un simulacro de exámen intentando aplicar las ideas que nos habían dado y el resultado general de todos fue que no todo es tan sencillo como nos lo mostró el orador, no dudo de que el sistema funcione, pero requiere práctica y hacer muchos test de esta manera para que en realidad funcione.

En conclusión, todo depende de cuánto domines el temario, porque este tipo de exámenes es el sistema más objetivo para determinar cuánto dominas la materia, y de lo tranquilo que estés para poder leer bien las preguntas y sobretodo las respuestas, muchas de las cuales simplemente se diferencian por el verbo empleado (poderá/deberá).

Por lo demás, este fin de semana volví a jugar al futbol, no lo hacía desde enero, tras haber superado la lesión de ligamento cruzado de la rodilla izquierda; no jugué demasiado, pero la rodilla respondió, espero haberme recuperado definitivamente, pero ya os iré contando.

Ánimo a todos.

Anuncios

Responses

  1. Me alegro por tu rodilla!!! Pues, sí, a veces requiere bastante práctica realizar una técnica, pero no te preocupes! Si tienes claro el temario, lee tranquilamente las preguntas y verás como harás un examen excelente!!!!Yo, por mi parte, tras un duro año de idas y venidas, de problemas con mi chico, de un año horrible en cuanto al estudio, he decidido pasar del tipo test. A partir del 20 de junio, vida nueva y me importa un bledo el test. Punto y pelota!

    Suerte y muchísimos ánimos!

    • Hola Eva, ¿no te vas a presentar o vas sin preparlo específicamente?

      Hagas lo que hagas, si lo tienes claro, bien decidido está, uno sabe lo que tiene que hacer y cómo y cuando hacerlo.

      Gracias por los buenos deseos, yo espero que todo te vaya bien

      • Hola! Llevaba muchos días sin entrar por aquí! 🙂 Yo también me alegro de que ya estés incluso en condiciones de jugar al fútbol. Además, si tienes costumbre de hacer deporte, verte forzado a dejar de hacerlo mientras estás estudiando se hace duro (amén de las incomodidades que supone la lesión en sí misma).
        En cuanto a lo del test, la verdad es que hay opiniones para todo, cada uno tiene su técnica, supongo, pero tal y como están siendo las notas de corte estos años (bastante bajitas) yo recomiendo, sobre todo si tienes medianamente machacado el temario, arriesgar lo mínimo. Contestar las que sabes seguras y las que sabes prácticamente seguras. Pero no más. Ahora luego quería escribir una entrada en mi blog en la que (cómo no) pensaba comentar alguna cosa sobre el test, pero vamos, que es una cosa muy personal, cada uno tiene su técnica y se conoce mejor que nadie.
        ¿Tú ya has hecho más veces este examen? En cualquier caso, muchísimo ánimo y suerte!!

  2. Hola! Pues contestando a tu pregunta, decidí no presentarme al test pero ahora he cambiado ligeramente de opinión. Iré pero sin más, sin ánimo de aprobar, como los nuevos que van a observar, pues así iré yo aunque lleve opositando dos años y medio. Y voy, porque una compañera me dijo unas sabias palabras. Si reconoces que este año ha sido para ti nefasto, que te has esforzado zero y que no te ha cundido en nada (ni general ni personal ni opositoril) lo más lógico es ir y suspender. Tomatelo como un castigo. Y así creo que he decidido hacer. Algo estúpido pero…creo que debo ir para sentirme mal y así renacer como el fénix…

    En fin, te puedo hacer una pregunta? Si quieres las respondes y sino, pues omítela. ¿Cuantos años llevas opositando y cuantos años has aprobado el test y cuando fue la primera vez que lo superaste? Muchas gracias!!!!

    • Hola eva y Pichús!

      Eva: Yo creo que haces bien en ir al test sin presión, no necesariamente tienes que suspender, depende del examen, del nivel,etc..hace unos años el corte estuvo en 43 y el año pasado en 49 y te servirá para coger experiencia, medir los tiempos en la prueba y darte cuenta que es como un exámen de la carrera. Se hace en un aula normal, no en una sala de vista, los que te controlan pasan de ti, el tribunal sólo mira para tí (excepto si come gominolas, anda con portátil o movil…); y el tiempo no es un problema, en el oral todo el tiempo es poco.

      El tiempo que llevo con la oposición, si te digo la verdad, no lo sé a ciencia cierta, sé que empezé un febrero cuando todavía me quedaba por aprobar dº romano, en santiago es harto complicado aprobarla, pero creo que 5 años.

      Al test me presenté 4 veces, suspendí las 2 primeras y aprobé las 2 últimas convocatorias.
      El primer año suspendí, supongo, porque llevaba 3 o 4 meses, estudiando exclusivamente la oposición.
      El segundo porque me pareció tan difícil el examen que me volví loco contestando muchas y los fallos me hicieron estar por debajo del corte, me dolió porque fue el año del 43, resulta que el exámen era difícil para todos y yo no era tan tonto.
      Los dos últimos años lo he pasado, pero me cuesta mucho este tipo de exámen, soy malo, espero que este año lo pase, si no el golpe será duro.
      En los orales, la primera vez me echaron al inicio del 3 tema, demasiados nervios y no lo estaba haciendo bien, nada que objetar.
      Este año hice el exámen completo pero no debió ser lo suficientemente bueno para aprobar, me fastidió pero por lo menos mejoré, no me echaron, este año el objetivo es llegar al último, con un poco de suerte.

      Pichús: Siempre es un placer leer tu blog y un honor que te pases por aquí, un día de estos leerá tus entradas.
      Como ves ya he ido al test unas cuantas veces, le estoy empezando a coger manía a Valladolid porque sólo voy a examinarme y no la disfruto nada.

      Mucho ánimo a las dos!!

      • Hola!

        Pues me ha parecido muy bueno aprobar dos y suspender dos. Porque la tónica dice que este año aprobarás seguro! Porque, todos los anteriores lo has hecho porque significa que tienes afianzada la materia!! No sufras, ya verás como sí.

        Yo pues…estoy bastante nerviosa porque no me apetece ir a hacer el panoli, pero me lo merezco por haber perdido un año de mi vida, prácticamente. Y si dios quiere que apruebe, se lo agradeceré al máximo! Aunque no se que es lo que tengo que hacer para hacerlo…que mal.

        Besitos a todos!

  3. Yo llegué a la conclusión de que salía a cuenta arriesgar porque suman más que restan, o sea: con una buena se compensan tres malas. Pero eso es cuestión de cada uno, claro;) Lo que no recomiendo nunca es cambiar de opinión a mitad del examen: la primera opción escogida suele ser la buena, luego le damos vueltas con lo rebuscados que somos y la cagamos.
    Yo siempre bajo de rendimiento en el test por tontunas, siempre tengo un margen de error mayor que cuando los hago en casa en que por los nervios, supongo, leo con más claridad y la cago menos en tonterías.
    Suerte!

    • Hola Mery!

      Yo particularmente pienso arriesgar poco, otros años me he quedado fuera por tener el bolígrafo “muy suelto”; evidentemente no arriesga lo mismo el que lleva cierto tiempo con la oposición que el que lleva poco.

      Todo dependerá de como sea el examen, según sea más o menos difícil, arriesgaré más o menos.

      Suerte!

    • Mery ¿Y cuando llegaste a esa conclusión? Y cuando arriesgas, en base a que lo haces? Un besito!

  4. Hola, siento la tardanza en responderte al comentario q me dejaste en mi blog. Claro q me acuerdo d ti, y me alegré un montón cdo leí el comentario.

    Espero saber d ti aunque sea a través del ordenador …. q tal te va todo??

    X Vigo todo bien, ahora un poco más agobiadilla d lo normal x el test …. xro bueno (voy mañana a cantar y aún no tengo claro q temas llevar, jeje, con tanto lío de preparar el test ).

    La verdad es q este año voy con un poco de miedo (el año pasado me arriesgué demasiado y no salió bien la cosa en el test), y este me asusta volver a pasarme d “valiente” o quedarme corta.

    Un besazo y mucha suerte si no me paso antes x aquí


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: