Posteado por: jose | marzo 25, 2010

Indignado

Hace más o menos un mes durante un partido de fútbol en un mal giro me hice daño en la rodilla izquierda, como es lógico fui a urgencias, el médico que me atendió ante la previsible gravedad de la lesión me derivó al traumatólogo.

El traumatólogo para dar un diagnóstico preciso me  mandó realizar una resonancia magnética (otro día os contaré lo desagradable que es), la hago y con los resultados en su ordenador el traumatólogo me dice que tengo el menisco roto y que hay que operar, programamos una fecha para la misma (24 de marzo) y me dice que ya me pedirán permiso a la mutua y que me llamarán para el preoperatorio.

La semana pasada como todavía no me habían llamado para las pruebas, llamo a la clínica y después de hablar con varias personas me dicen que la mutua no autorizó la cirugía y que tengo una nueva cita con el traumatólogo.

Ayer voy al médico y me dice que el problema es que hay discrepancias entre su informe y el del radiólogo y que por eso la mutua no autorizó la operación.

Yo no sé si sabe más el radiólogo o el traumatólogo, yo lo único que sé es que cada día que pasa me resiento más de la rodilla y si el traumatólogo dice que hay que operarme por algo será.

Los seguros/mutuas para que están?, ellos cuando llega la hora de cobrar no te pasan una, pero cuando tienen que cumplir sus obligaciones siempre ponen algún tipo de pega.

El mismo comportamiento se podría extrapolar a muchas empresas suministradoras de servicios, por ej, mis padres se cambiaron de una compañía telefónica a otra, pero la primera todavía les sigue cobrando el mantenimiento de línea, yo es que alucino y ahora peléate tu con la telefonista para que te hagan caso.

No me extraña que cada día más personas pienses que tienen ventaja los que no se comportan como las normas imponen, tu lees las leyes y está meridianamente claro, pero la burocracia es así.

El año pasado al presentar la instancia para las oposiciones la empleada de correos se negó a sellarme la copia de la misma por si había algún problema, después de estar más de 15 minutos intentando razonar con ella, nada de nada, me di por vencido, tuve suerte de que no tuve problemas y me admitieron, pero y si no es así? va ella conseguir que admitan?; cuando digo razonar con ella me refiero a que le di fundamentos jurídicos,  art 35 ley 30/92.

Sólo espero que me operen rápido y poder centrarme en el test.

La enajenación me hace caer en la demagogia y no pensar lo que digo por eso va a ser mejor que me calle.

Anuncios

Responses

  1. Vaya, lo siento… Y, por mi experiencia, te aconsejo que busques una segunda opinión. Es un rollo, pero si la rodilla sigue estando mal, es lo mejor.

    Te cuento lo que me pasó a mí el año pasado:

    me caí en la nieve y me hice bastante daño en un hombro y en una costilla. El trauma me pidió una resonancia del hombro y una radiografía de tórax, aunque me dijo que estaba convencido de que lo del hombro no era más que una tendinitis. La costilla tenía una fisura, pero eso fue lo de menos.
    Cuando recogí el resultado de la resonancia y vi el informe del radiólogo me asusté porque, aunque no sabía lo que eran algunas cosas, lo que ponía ahí era mucho más que una tendinitis.
    Como no tenía hora con el médico hasta una semana después y me había asustado bastante, lo comenté con el hermano de una amiga, traumatólogo, que aunque vive en León, estaba aquí pasando el fin de semana. Vio la resonancia, me vio a mí y me dijo literalmente “que tenía un buen tomate”. Me preguntó que si se me había salido el hombro con la caída (gracias a Dios, no, porque me hubiera desmayado allí mismo), y me dijo básicamente que tenía parcialmente roto el troquíter (la parte de la cabeza del húmero donde se insertan los tendones), un tendón lesionado y otro completamente arrancado, y que éste habría que operarlo para reinsertarlo en su lugar, y lo demás ya veríamos. Me hizo comprarme un cabestrillo y me dijo que tenía que hacer reposo absoluto tal y como tenía el hombro (era el derecho, por cierto).

    Cuál no sería mi sorpresa cuando voy a mi traumatólogo la semana siguiente y, sin contarle la consulta con mi amigo, le enseño la resonancia y le comento que estaba un poco asustada por el informe del radiólogo. Lo mira y empieza a insultar al radiólogo que había informado la resonancia y a la madre que lo parió: según él no había absolutamente nada más que una tendinitis, y nos dijo lo incompetente que había sido el radiólogo por imaginarse todas esas cosas. Encima, el tío me decía: “a ver, mueve el brazo… ¿ves? nada, no tienes nada… si ya casi ni te duele…” y yo mientras viendo las estrellas. Me dijo que volviera dos semanas después a ver si ya estaba bien del todo. Pero no volví.

    Busqué otro médico que, nada más echar un vistazo a la resonancia, veía lo mismo que mi amigo (desgraciadamente, porque hubiera sido mucho mejor la tendinitis). Mientras, estuve varias semanas con el brazo derecho totalmente inmovilizado.

    Finalmente me operaron. Antes de la operación había estado más de tres semanas con el brazo inmovilizado por completo y después, cinco semanas más. Y luego fueron muchos meses de rehabilitación.

    Todavía, de vez en cuando, hago bromas con mi padre recordando lo que nos decía el primer traumatólogo…

    En fin, que incompetentes hay a cientos y, lo malo, es que con una cosa así nos pueden fastidiar muchísimo. Te recomiendo que busques a otro médico que te dé una segunda opinión. Y cuanto antes, mejor. A mi hermana la operaron de menisco de una de las dos rodillas, y no tuvo que rehabilitar prácticamente nada, así que hazlo y quítatelo de encima.

    ¡Un abrazo!

  2. Hola Pichús.

    La verdad es que ya pensé en lo pedir una segunda opinión, pero al final no fuí a ninguno porque todo el mundo me dice que el traumatólogo que me tocó es muy bueno, pero viendo como se están poniendo las cosas buscaré otra opinión.

    Gracias por tu consejo.

  3. Cómo te entiendo! Con la mutua no he tenido problemas, pero en general, ¿no os pasa que por el hecho de estudiar leyes todo os da más rabia? O sea, cuando te torean y te dicen que no sabiendo tú que llevas la razón la impotencia se te come. Bendita ignorancia.
    Mucho ánimo con la rodilla, espero que se solucione pronto y te operen si es necesario. Es difícil estudiar cuando se está de médicos cada dos por tres.

    • Hola Mery.

      Yo odio discutir y por eso al final me callo y les digo vale tienes razón, a veces es más útil echarle morro al asunto que intentar hacer bien las cosas.
      Mis preparadores siempre me dicen que el opositor tiene que estar “aislado” y “exonerado de hacer recados” pero en ocasiones es imposible.

      Gracias por los ánimos.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: