Posteado por: jose | marzo 22, 2010

Adaptándome…

El jueves pasado fue la primera vez que canté los temas intentando limitar la exposición a 12 minutos, la verdad es que no me sentí nada comodo durante la exposición, no porque dudase o porque no me supuiese los temas sino porque estuve más pendiente del reloj que  de la manera de hablar.

El primer tema que canté fue el tema de la función social de la propiedad, es un tema en donde prevalecen conceptos abstractos, doctrina, etc.. y poco derecho positivo; de hecho los únicos artículos que cantaba, a parte del art 33 de la CE´78, eran los arts 384 a 388 del cc y el jueves solo me dió tiempo a mencionarlos sino me pasaba de tiempo.

El segundo tema fue el tema de derecho penal relativo a la individualización de la pena, este tema me resulto más sencillo adaptarlo al nuevo tiempo disponible, me limité a exponer los artículos del Cp con una reducción de las teorías acerca de la individualización de la pena.

La duda que me surge es que al tener menos tiempo, en teoría la profundidad de los temas debería ser menor, menos tiempo menos contenido, no?; el problema es ¿que dejo de decir?, ¿estudio lo mismo y después me voy adaptando sobre la marcha?, ¿hago recortes en los temas?…

En fin, supongo que todos estaremos más o menos igual…

Anuncios

Responses

  1. ¡Hola! ¡Me ha gustado tu blog! y cómo hablas de tu día a día. ¡Muchísimo ánimo!

    • Hola Jaspe, gracias por los ánimos!!

  2. La verdad es que lo de los doce minutos al principio cuesta… pero yo sigo creyendo que al final es beneficioso. Si contemplamos esta modificación junto con el resto de las introducidas en la convocatoria, que tienden a beneficiar claramente al opositor, hemos de pensar que no han reducido el tiempo a doce minutos para que digamos las mismas cosas en menos tiempo, sino que están tratando de facilitar las cosas para cubrir plazas. Con lo cual, yo creo que lo importante es no quitar algo que es claramente esencial. Pero, fuera de eso, nos van a juzgar más por lo que digamos y cómo lo digamos que por lo que dejemos de decir. Eso pienso yo. Ahora… la verdad es que cuando llega el momento de recortar temas que te has estudiado una y otra vez en 15-16 minutos, cuesta decidir qué quitar. ¡Mucho ánimo!

    • Hola Pichús!

      Estoy de acuerdo contigo en que las modificaciones de la convocatoria tienen una clara tendencia a la facilicitación del aprobado, sobretodo la posibilidad de cambiar un tema y el hecho de que el tribunal te pueda advertir que estás exponiendo por equivocación un tema distinto del que te tocó.

      Cuando dices “..nos van a juzgar más por lo que digamos y cómo lo digamos que por lo que dejemos de decir.”, es algo que me repite hasta la saciedad mi preparador porque después de dar los temas en muchas ocasiones me quejo diciéndole “es que no dije esto, me faltó aquello…”, y por mis exámenes orales cada día estoy más convencido de que es verdad; el tribunal no tiene un temario en la mesa, te escuchan y si les suena bien lo que dices y te ven seguro te dejan seguir, que no significa que te vayan a aprobar, yo este año canté los 5 temas y suspendí, pero por lo menos no me echaron.

      Bajar de 15 a 12 minutos me va a costar porque todavía estoy “programado en la versión anterior”, me tendré que actualizar,:)

      Gracias por tu comentario y por los ánimos!


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: